close
ABC.es

Joan Baldoví: «Pedro Sánchez ha pecado de soberbia cuando era necesaria la humildad»

Joan Baldoví: «Pedro Sánchez ha pecado de soberbia cuando era



Joan Baldoví es la cara de Compromís en el Congreso. Desde el pasado abril, la única, puesto que la caída de apoyos en las generales les dejaron con un solo diputado. Aunque su voto no resultaba decisivo para investir a Pedro Sánchez, la coalición ha sido especialmente crítica con el fracaso de la repetición electoral y ha tratado de reivindicar su espacio en la política nacional. Ahora, con la alianza con Íñigo Errejón, de la que el parlamentario era un firme defensor.

¿Ha percibido en algún momento una voluntad real de Pedro Sánchez por llegar a un acuerdo de Gobierno?

Cuando nos reunimos en agosto pensé por un sólo instante que había aprendido de todo lo malo que se había hecho hasta la primera investidura fallida. Pero duró poco porque ví que su intención era dejar pasar todo el mes sin convocar al resto de partidos aparte de a Compromís. Y sobre todo cuando supe que se iba a citar con Pablo Iglesias el último, aquel que principalmente le podía dar los votos para esa mayoría. Si tuviera que poner un porcentaje de quién ha tenido más culpa en que esto no salga, sería un 90% el PSOE por no demostrar nunca voluntad sincera de acordar y un 10% a Podemos porque en julio podrían haber cogido la oferta de los socialistas. Oferta que por otro lado servía igual para septiembre y no la realizaron. Cediendo los dos así no estaríamos hablando de nuevas elecciones.

¿Y cómo valora esta actitud?

Es irresponsable y pobre. Pedro Sánchez ha pecado de soberbia cuando era necesaria la humildad. A él le ha salido bien todo, por encima de sus propias expectativas, desde que lo defenestraron internamente. Pero no puede ganar siempre. En nuestro caso, Compromís elaboró un documento que le envió sobre el 15 de agosto con las condiciones para el «sí» a la investidura. Pasó el mes completo y nadie nos dijo nada. Llamé a José Luis Ábalos para comentarle después de la reunión mantenida en Valencia a dos bandas que si nos iban a contestar. Me respondió que no estaba al tanto y que iba a avisar. Nunca supe nada más. Si alguien piensa que se pueden sacar los votos sin sentarse en una mesa con tiempo… Yo he visto a la derecha reunirse una y otra vez, y en muchas autonomías hay gobiernos de coalición de todos los signos que comparten el poder. No entiendo cómo aquí no ha pasado esto. ¿Y el socorrido de que no puede dormir? Yo no puedo dormir cuando no puedo darle al ciudadano un proyecto. Por encima de nuestro insomnio están los sueños de todo un país.

«El temor a quedarnos sin representación en el Congreso tras últimas generales ha existido, pero creemos que el primer diputado lo tenemos bastante consolidado»
,

¿Es ese mensaje de apartarse de la batalla PSOE-Podemos a nivel nacional el que ha llevado a Compromís a unirse con Errejón para las generales?

Efectivamente. Si esta coalición no hubiera aparecido ahora, la próxima campaña parecería una canción de Pimpinela con culpables y reproches. Los ciudadanos no quieren estar escuchando todo el día quiénes son los responsables, sino que hagamos el trabajo que nos encomendaron. Nos han dado unas cartas y se trata de ser capaces de sumarlas. Por eso queremos apartarnos de esa guerra y ser parte de la solución. De otro lado, Errejón habló en su mitin de la semana pasada de horizontalidad y de hablarse de tú a tú. Esto no es una confluencia, es una alianza de organizaciones que tenemos una sensibilidad parecida y que quiere que desde las periferias se pueda construir una España plural. Probablemente haría más por crear un espacio común donde todo el mundo pudiera sentirse cómodo que esa invocación a tribunales y golpes en el pecho de la España una.

¿Qué piensa cuando se les acusa de traidores por sumarse a Más País?

¿Traidores a quiénes? ¿Podemos era un traidor a Izquierda Unida cuando apareció en el panorama político español o tenía todo el derecho del mundo? ¿Éramos traidores en Compromís cuando nos presentamos en el territorio valenciano? Aquí nosotros ya estábamos, no somos uno más que llega a competir. En un acto de responsabilidad han dicho que no van a presentarse en todas las circunscripciones. Nosotros venimos a ayudar y a facilitar, no a romper nada. No teníamos ningún pacto con Unidas Podemos. Los únicos que traicionan son aquellos que han sido incapaces de llegar a un acuerdo para que no haya nuevas elecciones.

¿Este argumento sirve igualmente para los que apelan a la fragmentación del voto de la izquierda?

Sí. La fragmentación del voto de la derecha permitió que recuperara Andalucía, el Ayuntamiento de Madrid, mantuviera Madrid, Murcia y Castilla y León… otro ejemplo: tres actores en la Comunidad Valenciana fuimos capaces de romper con la hegemonía de 20 años del PP. A veces tres suman más que dos.

¿Su alianza con Errejón también es una estrategia para diluir a Podemos en la Comunidad Valenciana?

Esta alianza no va contra nadie, sino que se produce porque entendemos que podemos luchar mejor por los intereses valencianos de esta manera. Queremos una representación numerosa en Madrid y cuantos más votos tenga Compromís más presente estará la agenda valenciana.

¿Cómo se concretaría el grupo en el Congreso?

Si conseguimos dos o tres diputados, no son suficientes para tener grupo propio y la legislación tampoco lo permite, pero sí estaremos dentro de uno en el que se firme que todos asumirán la agenda valenciana como propia y así tendremos más capacidad de presentar iniciativas o de hacer preguntas, podremos estar en prácticamente todas las comisiones… en definitiva, más recursos, más tiempo y más fuerza para conseguir las reivindicaciones valencianas, entre ellas la mejora de la financiación.

¿Temían quedarse sin representación en el Congreso estas elecciones si acudían en solitario?

Ese es un temor que siempre ha existido. En las pasadas generales y autonómicas vimos que la sociedad valenciana tenía un voto dual, probablemente por el miedo a la irrupción de Vox. 280.000 personas que cogieron la papeleta de Compromís en las autonómicas optaron por la del PSOE o la de Podemos para el Congreso. No obstante, el miedo era pequeño porque un mes después, con los resultados de las europeas habríamos obtenido el segundo diputado por Valencia. Es decir, que el primer puesto lo tenemos bastante consolidado porque tendríamos que perder un tercio de los apoyos para que no saliera.

¿Las siglas de Compromís no se van a diluir de ninguna manera?

El ciudadano que acuda a votar el 10-N tendrá una papeleta con el nombre de Compromís, por lo que no se perderá nada. Esto es un trato de tú a tú entre dos organizaciones.

«Aceptando el resultado de la votación de ir con Errejón con la elegancia con la que lo aceptó, Mónica Oltra se hizo más respetada y más grande en Compromís»
,

El acuerdo para ir con Errejón ha sido casi unánime dentro de su partido, pero la apuesta de Mónica Oltra era Pablo Iglesias. ¿En qué posición cree que queda ella?

La primera intervención que tuve en la reunión de la Ejecutiva el otro día fue justo para agradecer las palabras de Mónica. Creo que ella se hizo más respetada aún de lo que es a nivel interno. Cuando una persona con su peso político tiene una opinión contraria, pero se vota y acepta ese resultado con la elegancia con la que lo aceptó ella, sin duda la hace más grande.

¿Comparte algo de lo que ella defendía para ir con Podemos?

Creo que había una cosa fundamental. Ella es la vicepresidenta de un Gobierno a tres y ha manifestado muchas veces que es lo que había de mantenerse por encima de todo, dar estabilidad y una imagen de unidad. Pensaba que este acuerdo podía afectar a eso, pero estoy seguro de que la gente que está en el Consell es lo suficientemente responsable para saber que una cosa son las elecciones y otra mucho más importante el gestionar un territorio con cinco millones de habitantes.

La única promesa nueva que salió por parte de Pedro Sánchez cuando se reunieron con él en agosto fue que presentaría una propuesta del cambio de modelo de financiación autonómica durante los primeros ocho meses de legislatura si es que conseguía formar Gobierno. ¿Le parecía suficiente esto para darle el «sí» a la investidura?

Nosotros entendíamos que teníamos que dar el sí a cambio de las demandas que hacíamos. Pero siempre hemos dicho que por respeto a nuestros votantes debía haber un acuerdo con el PSOE.

Pero les han votado también para lograr el cumplimiento de las revindicaciones valencianas. ¿Le parece suficiente lo que han hecho o prometido hasta ahora?

No, y por eso enviamos un documento que estábamos dispuestos a negociar. Pero el PSOE no dio un solo paso para tener nuestro voto. Espero que ahora tengan más responsabilidad y generosidad.

¿Sí?

Si no confiara me iría a casa. Yo tengo que seguir batallando por esto para que se resuelva porque en ello va nuestro bienestar. El PP incumplió la ley y la está incumpliendo el PSOE también. Hace cinco años que el modelo de financiación tendría que estar reformado. Lo que no podemos hacer es abandonar, seguiremos exigiendo lo mismo que exigíamos cuando estaba el PP. A mí, alguna vez, algún miembro destacado del PSPV me ha dicho: «Apretad a los míos».

¿Y están apretando con resultados?

Probablemente, si no existiera Compromís la actitud del PSPV sería mucho más tibia. Si alguna virtud hemos tenido durante estos años es que antes nadie hablaba de la infrafinanciación y ahora lo hacen empresarios, sindicatos, la sociedad civil valenciana…

Existe un debate en el seno de Compromís que apuesta por no centrar demasiado el discurso en la cuestión identitaria y dejar de lado el componente nacionalista. ¿Qué piensa usted que está en Madrid?

Me gusta mucho esta pregunta. Respondería una cosa: «Hechos y no palabras». Si alguien repasa el trabajo de Compromís durante todos estos años, ha sido fundamentalmente enfocado a lo social y muy poco identitario. Es evidente que para nosotros cosas como recuperar la radiotelevisión valenciana eran prioritarias para tener un medio público en nuestra lengua, pero más allá de eso creo que hemos sido un instrumento que ha trabajado por causas sociales. En el Congreso hemos defendido la naranja, la financiación, las inversiones, las subvenciones a nuestra cultura… hemos hablado mucho de personas y poco de banderas.

Sin embargo, hay cargos de su partido que han salido a manifestarse por la actuación policial en Cataluña, que han participado en actos de defensa de los presos catalanes, que se han pronunciado cuestionando al Estado…

Creo que dentro de una coalición caben sensibilidades diferentes, pero la posición como partido es la que es. En este tipo de temas siempre nos hemos manifestado en favor del diálogo porque pensamos que resolver problemas políticos en los tribunales no es una buena manera.

¿Podría llegar el día en el que Compromís pasara a ser transversal y facilitara un Gobierno del PP?

Hoy por hoy eso es muy difícil. Cada fuerza política tiene un electorado con una idiosincrasia y el nuestro no lo entendería. Compromís no es el PNV ni la Convergencia antigua, somos un partido progresista. Veo complicado que eso pueda pasar.



Source link : https://www.abc.es/espana/comunidad-valenciana/abci-joan-baldovi-pedro-sanchez-pecado-soberbia-cuando-necesaria-humildad-201909300200_noticia.html

Author : (Rosana B. Crespo)

Publish date : 2019-09-30 00:00:28

Copyright for syndicated content belongs to the linked Source.

Tags : ABC.es

https://www.lamaisondurasage.fr/   https://lesjardinsdinterieurs.com   https://vinspro.org   https://lingeries-sexy.com   https://lasvegas.7a7.info/   https://www.elearnmea.org   https://www.materiel-camping.info   https://www.lecordonniermalchausse.fr/   https://www.latestarabnews.com/   https://les-plaques-funeraires.com